SECTOR:

  •  

De ruta 'lifestyle' por Barcelona con el nuevo Ford Fiesta ST

Publicado por Marc Fontrodona · 31/05/2013 ·

Marc Fontrodona // Fotos: Marc Fontrodona y Ford
Cuando algo tan grande como los X Games aterriza en Barcelona no solo trae a los mejores riders de cada una de las disciplinas que lo componen sino que lo rodean muchas más cosas: gente de otros países, competiciones como la Dub Street Series o el Cons Space 001, fiestas de las marcas (Red Bull, Rockstar, Monster...) o sesiones de firmas por aquí y por allí, por enumerar algunas.

Una de esas cosas que trajeron los X Games a la capital catalana fue la experiencia con Ford, con la que pudimos hacer una ruta una vez pasados los XG por distintos puntos de Barcelona. En cada parada conocíamos (o profundizábamos, mejor dicho, puesto que al ser de por aquí ya los teníamos presentes) algún lugar relacionado con la cultura urbana; y para ir de un sitio a otro lo hacíamos conduciendo la versión más completa del nuevo Ford Fiesta ST, una auténtica delicia de coche.

Después de reunirnos en el punto de salida con gente de otros blogs y revistas como S Moda o FHM, nos subimos a los cinco coches preparados para la ocasión. Eran azules y rojos, ideales para dicha ciudad; e impolutos, ya que el chico que los limpiaba consiguió su objetivo: que relucieran a pesar de la falta de Sol.

Coche en marcha, todo en su sitio y después de un rato de conducción, llegada a las oficinas de Conspiracy Studio, que colabora con la gente de Hydroponic en la elaboración de ropa y material de skate, long y surf desde hace 5 años. Allí pudimos ver qué los diferencia de los demás y el tipo de productos que sacan, intentando siempre aportar un valor añadido, a veces con un precio más barato que otras marcas de primer nivel, otras con tecnología incorporada, diseños exclusivos, reciclando materiales, etc. 

Tablas de skate, surf y long con diseños que engorilan a cualquiera, prendas con posibilidad de incorporarle el iPhone y coger llamadas o pasar canciones tocando botones en el brazo, alpargatas hechas a mano en Euskadi, chaquetas con calentador en la espalda (aquí no es que se vendan mucho, pero en Rusia triunfan como las pipas!), hevillas y llaveros hechos con tablas de skate recicladas y un montón de cosas más que explican por qué en momentos como los que vivimos, ellos siguien creciendo.

Tras una distendida conversación con algunos de ellos sobre patín, música y otros temas, pusimos rumbo a la Montana Gallery, al lado de la Montana Shop, que está al lado del Montana Café. Redundante, pero símbolo del crecimiento de la marca. Estos dos últimos -una lástima-, cerrados porque era festivo; y el otro -agradecidos por ello- abierto aunque fuera festivo.

Los que estéis dentro del mundo del graffiti, sobran las presentaciones. Para el resto, deciros que es una empresa que se fundó hace casi 20 años y tiene absolutamente todo lo que necesitéis en el mundo del spray y el graffiti desde tablas o pequeños objetos hasta grandes paredes o muros. Curioso, nos comentaban, puesto que en Barcelona está prohibido el arte -porque lo es- del graffiti, pero pueden tener la tienda y encima les va muy bien.

Allí estuvimos un buen rato entretenidos con la exposición que había en la galería, de Vaughn Bodé, con trabajos hechos encima de mapas del metro de New York y algunos 'monigotes' realmente trabajados y originales.

De nuevo tocaba subir al Ford Fiesta ST. Ya con más confianza en la conducción, podíamos comprobar que no tenía el motor del de Ken Block (de quien la lluvia no nos permitió disfrutar el día anterior en el espectacular trazado del Estadi Olímpic) pero que el ruído del motor y la sensación al dar gas, nos acercaban un poquito más a lo que puede sentir el piloto californiano al volante de su Ford.

Última parada: Dosnoventa. Increíble como algo tan 'simple' como las bicis de piñón fijo, ideadas hace años para gente como los mensajeros en Estados Unidos, por ser más baratas y más ligeras, podía haberse convertido en algo tan especial y exclusivo como han conseguido los jóvenes propietarios de esta marca.

Cuadros fabricados a mano, diseñados en Barcelona y fabricados en Italia, que donde más éxito tienen es en el mercado asiático. Y su tienda, su cuartel general, una buena definición gráfica de los adjetivos acogedor y moderno. Interesante punto y final.

Terminaba así una intensa mañana en la/nuestra ciudad condal con la gente de Ford y otros compañeros de profesión. Notas por aquí, fotos por allí, conducción de aquí para allí, gente muy amable y abierta a explicarnos todo lo que quisiéramos y... ¡Ganas de repetir!

Artículos relacionados