SECTOR:

  •  

Doc Caribbean: "Tengo 60 años y no hago lo que con 17, pero sigo patinando... y me pico!"

Publicado por Trickon · 25/11/2013 ·

Marc Fontrodona // Foto: Maud-Sophie Adrieux
El viernes pasado en la Fàbrica Moritz de Barcelona se presentó 'Monopatín' (ahora lo podéis seguir en Yomvi), un documental sobre los orígenes del skate en España. No nos lo quisimos perder y asistimos a la rueda de prensa previa a la premiere, donde pudimos charlar tranquilamente con algunos de los artífices/protagonistas de dicho trabajo gracias a Vans.

Como pionero del patín en Madrid estuvo José Antonio Muñoz Cuéllar, aunque muchos lo conoceréis como Doc Caribbean. Él es quien fundó en 1975 la primera tienda de España de skate, Caribbean. Aquí os pasamos las preguntas que le hicimos, pero nos ocurrió como con todos, que nos hubiéramos quedado charlando mucho más rato, porque todos saben mucho, todos tienen mucha experiencia y 1.000 cosas que contar...

Empecemos como con Ricardo… ¿Qué diferencia Madrid de los otros dos sitios del vídeo?

Pocas. Creo que es un movimiento más o menos conjunto que nace en los 70 y todos nos basamos en información del exterior en forma de revistas. Se llega a un punto final en que cada uno en su zona monta en monopatín y se monta su película con los medios y las zonas donde puede practicarlo. En Madrid y Arenys lo bueno es que tienen las primeras instalaciones… y posteriormente la Kantera en el País Vasco. En otras zonas igual, pero sin esos privilegios y construyendo rampas, buscando calles, zonas donde se pudiera patinar…

Como nos ha pasado con todos, se trata de que el documental lo vea la gente y no de que lo contemos, así que te pregunto más sobre la relación entre presente y pasado, objetivos y demás de 'Monopatín'. Por ejemplo, por cuando se dice que no estábamos al nivel de Estados Unidos… ¿Y ahora?

Lo que ocurre es que Estados Unidos antes tenía no mucha influencia sino toda. Todo llegaba desde allí. Ahora llego de otros sitios y EEUU ya no tiene el monopolio. Otros sitios como Europa, España y dentro de esta, muchas zonas donde hay buenos skaters y en todas las modalidades; en todas las disciplinas, además. ¡Y los hay de muy buenos pero que no se les conoce porque no salen en las revistas!

Curioso como antes, sin tanta información, estábais más aislados y ahora, que parece que no se nos escape nada, sí que hay mucha gente buena 'no conocida'…

Pues sí, a pesar de los medios que hay, sigue habiendo gente desconocida. Sobretodo esa gente sin afán de esponsorización, que patinan simplemente por el placer de patinar. Su meta es "yo hago esto y me da igual si lo hace uno u otro". Y muchos camaleones, que les llamo yo: aquél skater que con cualquier patín disfruta y hace algo. Lo contrario a todo aquél que dice 'este no gira', 'este no me gusta'… hay gente que le das -llevado al extremo- un ladrillo con dos ruedas y dos ejes… y patina.

¿Para qué puede servir este documental?¿Engorila/motiva?

Creo que sí. Váis a ver los comienzos en las calles, con maderas en una esquina, gente sin ánimo de ser esponsorizada y en un equipo. Ese era el espíritu al principio… Yo tengo 60 años y no hago lo que con 17 pero sigo patinando a mi nivel y, aunque ya no llego el primero... me pico, cuando tengo uno a mi lado que me saca un segundo digo… "a ver si le arranco unas décimas". Eso sí, con mucha camaradería y amistad, que luego puedes decir "qué bien lo HEMOS pasado haciendo la bajada".

Vamos con preguntas más personales...

Primera tabla: Un monopatín Sancheski de madera maciza, de haya, con ejes de chapa, ruedas de caucho y rodamiento de bolilla suelta. Giraba muy poquito, había tamaños 0, 1, 2, 3, 4 y tuve el 4, el más largo. Fue mi primer monopatín.
 
Primer recuerdo con el monopatín: Con el Sancheski que me compré, en una tienda de deportes. Yo ya no era jovencito, tendría unos 15 años… y eran patines para niños. Yo bajaba por las calles de Madrid con esas aceres con cuadraditos y "cla, cla, cla, cla, cla"… Me duraron los rodamientos una semana, sin exagerar. Se me salió la rueda y me caí. Entonces fui a la tienda para pedir repuestos, me dijeron que no tenían y, como era muy tenaz, fui a la Cámara de Comercio, me puse en contacto con Sancheski, les mandé una carta y al cabo de unos días recibí un paquete con los rodamientos, diciendo que no hacía falta que pagara nada y que si volvía a tener problemas… que fuera a la tienda y les dijera lo que tenían que pedir.

Mejor momento: Cuando voy a la Universidad en Berkley y el segundo día me paseo por la calle y me pasa un tío con monopatín que no hace ruído, gira de narices, a toda velocidad… y yo alucinando. Le pregunté dónde lo había comprado, me fui yo a comprarlo y el momento de estrenarlo, en esas aceras lisas de Estados Unidos… ahí descubrí que el skate era una maravilla. Ese fue mi mejor momento.

Algo del pasado que te gustaría que siguiera ahora en el presente: Me parece bien que lo tengan todo muy fácil, pero... generación tras generación siempre decimos: "Lo que vives ahora es más fácil" y así lo haremos todos… es evolutivo, pero creo que nosotros cuando teníamos una cosa, la ilusión era brutal, hasta que lo conseguíamos. Ahora pueden tener mucha ilusión pero llegas, haces 'plac' y lo puedes tener. Para buscar info tenía que ir a la biblioteca, buscar, tal… y ahora, un botoncito y lo puedes tener. Es comodísimo, pero falta esa fuerza de ilusión. ¡Que no significa que no cueste y no haya esfuerzo eh! Pero había "como más ganas"…

Y al revés, algo del presente que te hubiera gustado tener en el pasado: Pues precisamente eso, la facilidad de ahora. El poder de tener una duda y decir: voy a mirarlo al móbil. Una ventaja brutal, cómoda y útil. Al momento, ver el material, hablar con un americano y hacerle un pedido! ¡Nos falta solo tocarlo con las manos!

Patina y Construye o Patina y Destruye: Yo por ser más mayor, soy menos radical. El skate tiene mala fama en los medios y administraciones, porque hay una parte del skate que puede ser más radical, anárquica, más deseosa de gran libertad… pero soy también de los que piensan que si la libertad molesta al otro, mal. Haz lo que quieras hasta que tu creas que si lo que estás haciendo te molestaría, no lo hagas…

Algunas conductas las rechazo y tengo críticas por ello, pero creo que hay otros medios con los que puedes llegar a la administración. No hay que ser el máximo de radical para conseguirlo. ¿Las multas? Exageradas, pero hecha la ley, hecha la trampa y también depende de quién la aplica y cómo… depende de quién te encuentres. A mi nunca me han parado pero todo está en quién te pare. Si vas tirando a los escaparates, multa; pero si el tío es normal y decente, no te parará. En cambio, si se levantan con mal pie, por no hacer nada te la meten, ese es el problema. Destruye mientras no te cargues lo que no te gustaría que te destruyeran a tí.

Artículos relacionados