SECTOR:

  •  

Entrevista a Martxel Arribillaga: Una de las promesas del dirt jump

Publicado por Albert Schaefer · 21/10/2011 ·

El joven rider navarro Martxel Arribillaga, nacido en el año 1993, tiene en su palmarés ser el campeón nacional de dirt jump del Barcelona Extreme en 2010. Nuestro especialista en MTB, Albert Schaefer quiso descubrirle en profundidad y entrevistarlo para nuestros lectores.

¿A qué edad empezaste a competir?¿Con que bicicleta?¿Cómo conseguiste entonces el dinero para pagarla?
Durante toda mi vida me a gustado el mundo de la bicicleta. Empecé a saltar un poco con 9 años y a practicar el Dirt Jump a los 12. A los 14 años empecé a competir. 

Mi primera bicicleta fue una Orbea Minus (BMX) que me regaló mi tio para el dia de mi comunión. Aún así, cuando tenia 12 años queria una MTB y mi padre me la prometio a cambio de aprobar los examenes en la escuela. Y así fue como consegui mi primera bici de Dirt.

¿Qué se siente al ver que empiezas a ser de lo mejor de España en Dirt?
Para ser el mejor de España, todavía me queda mucho entrenamiento por delante. Pero me siento muy orgulloso de mi mismo, al estar entre los mejores pilotos de España, porque no ha sido nada fácil llegar hasta donde estoy. Muchos entrenamientos, sacrificios, lesiones… Esperemos que no tome mal en ninguna caida para poder seguir mejorando.

¿Cómo ves la organización en las competiciones de Dirt? ¿Cambiarías algo?
La verdad es que he visto un poco de todo. Competiciones muy bien organizadas, con buenos saltos, buena publicidad y buenos premios. Pero tambien he visto competiciones con una organización pésima cuando la inscripción costaba 30 euros y al primer clasificado se le daba un casco de los chinos y unos folletos del mismo pueblo de donde se hacia el evento.

Me gustaría que 3 días antes de la misma competición estuvieran los saltos ya hechos para probarlos y así poder modificarlos con tranquilidad. Y no acabarlos justo la noche anterior y 2 horas antes de la competición estar modificando los saltos porque no van bien.

¿Te pones nervioso cuando estás a punto de empezar tu ronda?
Los nervios tambien dependen de la importancia que tenga la competición. Pero la verdad es que antes me ponía muy muy nervioso antes de que comenzara mi ronda. Hoy en día tambien me pongo nervioso, pero cada vez menos. Los nervios creo que es algo que nunca desaparecerán de las competiciones.

¿Antes de empezar a la ronda ya sabes que salto harás en cada truco o los improvisas entre salto y salto?
Cuando estoy entrenando, un dia serio, siempre sé lo que hare en cada salto, pero si estoy entrenando tranquilamente con mis amigos, pocas veces pienso lo que voy a hacer. Me gusta improvisar sobre la marcha.

En las competiciones, de 50 rondas, en una habré improvisado.

¿Has probado en competición algún truco que no te haya salido nunca o casi nunca entrenando?
Cuando empecé a sacar trucos nuevos en “foam” necesitaba una motivación muy grande para hacerlo en un salto de tierra. Y este tipo de motivación solo lo encontraba en competiciones o con muchos amigos animándome. Así que tengo que decir que me he sacado un par de trucos en competiciones.

Dentro del Dirt y el Slopstyle, ¿A quién admiras?
Hay muy buenos riders en este mundo del Dirt y Slopestyle. Los que más me gustan son Andreu Lacondeguy y Cameron Mccaul. Pero hay otro rider que no es muy conocido que se llama Hegoi Ado al que tambien admiro, porque sufrió una dura lesion en la rodilla que lo tuvo apartado dos años sin tocar su bici, hasta hace muy poco, que ha vuelto a cogerla y se ha puesto a hacer acrobacias como si no hubiera estado lesionado. Esto es digno de admiración.

A parte del Dirt y supongo que Street, ¿Con qué otras modalidades cumplimentas tus entrenos?
Tambien monto en Park y hago un poco de descenso y también hago enduro en moto.

Para despedirte, ¿Algo que decir a la los jóvenes soñadores que quieren llegar lejos sobre su bicicleta?
Les digo que no sera nada facil llegar lejos con sus bicicletas, es un camino muy largo y duro a la vez. Aún así, yo les animo para que nunca dejen de intentarlo y que por muchas dificultades que aparezcan por el camino, no dejen su bici de lado. 

Artículos relacionados