SECTOR:

  •  

La historia de los deportes extremos

Publicado por Liv Williams · 07/07/2011 ·

Deportes extremos. Todos conocemos imágenes e ideales que evocan estas dos pequeñas palabras cuando se juntan. Adrenalina. Sin miedo. Humano vs Naturaleza. Probabilidad de lesiones graves alta.

Sin embargo, para aquellos que nos dedicamos a los deportes extremos, dejamos todas estas palabras amordazadas, y las empujamos hacia rincones oscuros de nuestros cerebros y lo único que conocemos es la emoción y la pasión que se siente al hacerlo. El concepto 
genérico de deportes extremos se utiliza muy libremente hoy en día, y se ha convertido en un término
 habitual en la lengua del día a día, incluso mis abuelos saben de lo que estoy hablando.
 Por eso me pregunto.. ¿De dónde surgieron estos "deportes
 extremos " y cuánto tiempo hace que existen?
 La respuesta: son ANTIGUOS!

Fotos: seaboldvintagemarket.blogspot.com, superstock.com, life.com, superstock.com

Quizá no simpre les hemos llamado "extremos" o "deportes" , pero el caso es que la gente siempre ha intentado superar nuestras barreras físicas. La 
Wikipedia te dirá que los "Deportes extremos" empezaron a tomar forma en los años 50 y, 
aunque esto es cierto hasta cierto punto, también sería del todo cierto decir que nosotros, los humanos, 
llevamos siglos haciendo locuras.

¿Cuál es la definición de un deporte extremo?

Tal y como el diccionario Collins afirma, "Cualquiera de todos aquellos deportes con riesgos altos 
de lesión o muerte". Muy bien, ahora que ya lo hemos confirmado, que dicen los demás?

La web dictionary.com afirma, por su parte, que un deporte extremo se refiere 
a "cualquier esfuerzo atlético considerado más peligroso que otros, tales como el puenting o
el snowboarding, los cuales también se les puede llamar deportes de acción ". Muy bien, al menos
 esta es un poco diferente de la primera.

Tal y como enuncia el diccionario McMillan, "Un deporte o actividad que es emocionante y 
peligrosa, como por ejemplo el puenting, el rafting o el snowboarding. "Eh.. si? Seguro?

Como podemos ver, las definiciones difieren bastante en "muerte", "peligro" o "emoción". Y lo 
cierto es que la definición de un deporte extremo está en continua evolución. Durante los 70-80,
 sólo deportes como el rafting, donde la muerte no era inusual, habría sido considerado extremo.
 Hoy en día, te puedes hacer con una clase de rafting sin inmutarte. 
La definición ha evolucionado en las últimas 3 décadas incluyendo deportes que ofrecen un
 elemento peligroso pero, también, una gran descarga de adrenalina.


Fotos: seekextreme.com and blog.hotelclub.com

Los deportes que se han ganado la reputación de ser “extremos” son a veces variaciones de deportes más seguros con la diferencia de un nivel de dificultad superior al que también se le añade la peligrosidad.
 Un ejemplo de este tipo de deportes extremos podría ser el mountain bike, cuando el ciclismo es considerado relativamente seguro, la variación de meter la bicicleta en un descenso a través de un terreno lleno de roderas y saltos hace que esta modalidad no se considere precisamente segura…
También en el ski es común ver a chavales dándolo todo en los slopes o fuera de pista, algo no recomendado para los que sufren del corazón, por lo que se considera extremo, debido a los elementos de riesgo.

Lo que todos los deportes extremos comparten es el elemento de la imprevisibilidad, normalmente dictada por el clima, el entorno y el terreno. Todo esto, en mayor o menor medida, son elementos incontrolables que diferencian un “deporte” de un deporte “extremo”. 
Por ejemplo, un saltador de altura, fuerte y preparado físicamente, es capaz de controlar su entorno, mientras que un snowboarder depende de las condiciones de la nieve, un escalador de las rocas y la calidad del hielo o para un surfer la altura y condiciones de las olas…se me entiende ¿no?

Artículos relacionados