SECTOR:

  •  

Fórmula Windsurfing, el material necesario

Publicado por Marc Farriol · 02/04/2012 ·

Marc Farriol // Fotos: LPWS Windsurf, Totalwind y Ferrolvento
Normalmente cuando salimos a navegar, lo hacemos simplemente porque nos apasiona y nos hace sentir libres.
Miramos el parte meteorológico y según las condiciones de viento y olas, nos vamos a un spot u otro. Una vez allí desenfundamos el material y nos ponemos a hacer bordos de lado a lado de la playa aprovechando todas las olas para marcarnos el truco del día y disfrutar como enanos hasta acabar exhaustos.

Sin embargo, hay otra clase de riders que disfruta del windsurf de otra manera. Esta clase de riders son los regatistas. El Windsurf Racing de antaño ha ido evolucionando hasta la Fórmula Windsurfing que es hoy en día, disciplina olímpica des de los Juegos Olímpicos de Atenas del año 2004. Es un formato de regata en triangulo, muy técnico y espectacular. Los riders disponen tan solo de una tabla y tres velas para navegar con vientos de entre F2 y F6. A partir de ahí, lo que manda es la técnica y la táctica.

Si tú eres uno de esos y ves que las regatas son lo tuyo, en este primer artículo voy a tratar de darte unos cuantos consejos sobre material que necesitarás para iniciarte con éxito en esta disciplina. En el siguiente artículo hablaremos sobre técnicas de entrenamiento y como afrontar las regatas. ¿Estáis preparados?

Bien, en primer lugar hay que tener muy claro que cuando se compite, -ya sea en la copa del mundo de Freestyle o en los Juegos Olímpicos de Fórmula Windsurfing- hay unas normas a seguir y un reglamento que es para todos los riders igual. En Fórmula Windsurfing, si cabe, estas normas son aún más estrictas y si no se siguen a “rajatabla”, no se puede tomar parte de la regata.

Si estamos decididos en tomar parte de regatas de Fórmula Windsurfing, lo siguiente que tenemos que tener listo es el material. Las únicas restricciones que pone el reglamento en cuanto al material es que se tiene que utilizar una única tabla y un juego de tres velas, que podrás cambiar según las condiciones meteorológicas. En cuanto a las aletas u otras partes del equipo, el reglamento no dice nada, eres libre. Si ya llevas unas horas de navegación en la espalda, tendrás bastante material acumulado por casa, solo tendrás que reorganizártelo y listos. Si eres "novato" y quieres adquirir un equipo nuevo, la inversión no será muy elevada si compramos material adecuado a nuestro nivel y necesidades. No por tener la mejor vela del mercado y la más grande, vamos a correr más.

Tabla

Vamos a tener que utilizar una tabla para todas las condiciones de viento y de olas, eso significa que tiene que ser una tabla muy versátil. Las tablas de Fórmula Windsurfing de hoy en día no tienen nada que ver con las flechas de Windsurf Racing de antaño. Son tablas más cortas y anchas (la manga suele ir de los 70cm a 1m) y su flotabilidad es muy elevada. Son tablas muy rápidas pero también muy manejables. Acompañadas de la vela y la aleta adecuada, nos permiten planear hasta con vientos irrisorios de 5 nudos.

La elección de una buena tabla es un gran paso, pero no lo es todo. Una tabla se hace mejor o peor según el aparejo que escojamos y según el trimado que le hagamos. Con el trimado adecuado y la aleta correcta, conseguiremos que nuestra tabla corra más, que podamos soportar un mayor tamaño de vela sin agotarnos ni lesionarnos y que nuestro ángulo de ceñida sea mejor. De esto ya hablaremos en el siguiente artículo, no os preocupéis.

Velas

Para afrontar la temporada de Fórmula Windsurfing podemos disponer de un máximo de tres velas para cubrir vientos de 5/6 nudos hasta 35/36 nudos o, en algunas ocasiones, más. Aunque el reglamento no diga nada al respecto, es conveniente equipar cada vela con su propio palo y botavara. Difícilmente podremos extraer el 100% de una vela si la trimamos con el mástil o botavara que no le corresponde. Tanto por exceso como por defecto. Lo mejor es tener tres equipos de vela completos. De esta forma, a parte de mejorar la eficiencia de cada aparejo, en un momento dado si cambian las condiciones de viento repentinamente, será muy fácil y rápido cambiar de aparejo ya que lo tendremos todo preparado y montado en la playa.

Hay que evitar el típico caso de: - “Recuerdo que tengo un palo por el garaje de casa que me dio mi tío-abuelo, me compraré un pepino de vela y ya tengo equipo para triunfar en la Fórmula” – ¡Error! Con un palo viejo o de baja calidad no podrás extraer ni un 50% de las cualidades que te puede ofrecer la vela de última generación, con lo que te habrás gastado el dinero para nada. Ocurre lo mismo viceversa, no vale un mástil ultraligero “supermegamoderno” y luego una vela hecha con una sábana.

Hay que elegir siempre las velas adecuadas a las condiciones meteorológicas; pero sobretodo, adecuadas al tamaño, peso y nivel del rider. Si tu nivel no es muy alto, siempre será mejor que cojas una vela tirando a pequeña que no una vela tirando a grande ya que una vela pequeña siempre te será mucho más maniobrable y le podrás sacar todo el jugo. Una vela grande te guiará donde ella quiera y en una regata se trata precisamente de lo contrario. Hay que recordar también que en una regata tenemos que asegurar las maniobras. No podremos fallar una trasluchada en una boya, porque una caída significa perder 10 posiciones en la clasificación. Se siente mucha impotencia cuando te has estado currando la ceñida para ganar 4 posiciones y por una mala trasluchada en la boya pierdes 10. De esta manera, reiteramos en la importancia de un equipo adecuado a nuestro nivel, con el que no sintamos cómodos y que veamos que lo podemos dominar bien.

Por último, en el apartado velas vamos a tratar el tema de las pegatinas, colores y números. La Fórmula Windsurfing tiene un reglamento muy claro en referencia a poner pegatinas en la vela. Hay que llevarlas donde esté permitido. Por otro lado, cada regatista debe llevar en la vela un número. Este será el número de identificación del rider. Es como la matrícula de un coche. Nos identifica para lo bueno (cuando llegamos primeros) o para lo malo (cuando tocamos boya o hacemos fuera de línea en una salida, por ejemplo). En este caso un consejo básico es pasar desapercibido. No es buena idea poner números que fácilmente nos delaten, o de colores chillones que resalten entre los demás. Cuando llegues primero y ganes, ya se verá claramente que eres tú el ganador, no te preocupes. Pero en caso de hacer un fuera de línea en la salida, si tu número resalta por sobre de los demás te identificarán muy rápido, cosa que no te interesa, ¿verdad?

Aletas.

La principal función de la aleta es darnos adherencia sobre el agua, ayudándonos a mantener un rumbo fijo y, también, a poder ceñir. Como norma general, una aleta larga nos permite ceñir con un ángulo más cerrado al viento pero comprometiendo velocidad; y una aleta corta hace justamente lo contrario. Hay que escoger el punto justo que más se ajuste a nuestro estilo de navegación y a nuestro nivel.

El reglamento no dice nada en cuanto a cambiar de aletas. De esta forma, escogiendo en cada ocasión la aleta adecuada, conseguiremos unos efectos u otros sobre la tabla. Lo ideal para no complicarnos la vida ni gastarnos un dineral es disponer de tres aletas: una para cada tamaño de vela. Cuanto más grande la vela, más aleta. Claro está que la elección de una aleta u otra también tendrá a ver con las características del rider. Un rider mas pesado podrá -y deberá- colocar una aleta más larga que un rider ligero.

Para esta primera entrega, esto es todo. Si te pica el gusanillo ya puedes ir buscando material. Una buena opción para iniciarse es el material de segunda mano, que en muchas ocasiones es más que suficiente para correr unas cuantas regatas de la temporada y el precio va a ser muy inferior al precio de un equipo nuevo.

Para la segunda parte, os voy a explicar las técnicas básicas de regata y como afrontarlas con éxito. 

Artículos relacionados